sábado, 11 de junio de 2011

Brigham Young se jactaba de su éxito.

"¿Qué hombre o mujer en la tierra, qué espíritu del mundo espiritual puede decir verdaderamente que yo haya dado jamás una palabra de consejo errónea, o una palabra de consejo que no pudiera ser sancionada por los cielos? El éxito que me ha acompañado en mi presidencia se debe a las bendiciones y misericordia del Todopoderoso..." ("Diario de Discursos", ["Journal of Discourses"], Volumen 12, página 127).

 
Publicar un comentario