sábado, 11 de junio de 2011

La pena de muerte

Brigham Young dijo que es necesario derramar su propia sangre para expiar algunos pecados.

  • "No hay hombre o mujer que quebrante los pactos hechos con su Dios, a quien no se le requerirá que pague la deuda.  La sangre de Cristo nunca limpiará eso; su propia sangre lo expiará… " ("Diario de Discursos", ["Journal of Discourses"], Volumen 3, página 247; vea también, Volumen 4, páginas 53-54, 219-220). 
 
    Publicar un comentario