sábado, 2 de octubre de 2010

1 Nefi 7:3 Faltan las hembras

 
1 Y AHORA quisiera que supieseis que cuando mi padre Lehi hubo concluido de profetizar concerniente a su posteridad, el Señor le habló de nuevo, diciendo que no convenía que él, Lehi, llevase a su familia sola al desierto; sino que sus hijos debían tomar mujeres por esposas para levantar posteridad para el Señor en la tierra de promisión.

2 Y aconteció que el Señor le mandó que yo, Nefi, y mis hermanos volviésemos a la tierra de Jerusalén, y lleváramos a Ismael y su familia al desierto.

3 Y aconteció que yo, Nefi, y mis hermanos viajamos otra vez por el desierto para subir a Jerusalén.





Y es que la cabra siempre tira para el monte. 
 De nuevo Nefi hace un viaje de casi 300 Kilometros de ida y 300 Km de vuelta para convencer a Ismael y a sus hijas que dejen todo y se vayan al desierto. Desde luego para ser profeta tenía muy mala memoria.¿Pero serán suficientes las hijas de Ismael para los hijos de Lehi? Cuenta y dime...
Publicar un comentario